Uncategorized

“INJUSTICIA PROTEGIDA” AUGURA UN ÉXITO SIN PRECEDENTES

By November 10, 2017 No Comments

Ciudad de México, 10 de noviembre de 2017.- Después de haberse presentado en diferentes auditorios universitarios de Quintana Roo, el libro “Injusticia protegida”, el más reciente título de Ediciones Proceso, viajó en la tarde de ayer hacia la capital del país en manos de sus protagonistas, el Ex Alcalde de Benito Juárez, Greg Sánchez; y su esposa Niurka Sáliva. El prestigiado Club de Periodistas acogió el evento oficial de su presentación, donde no pocos aguardaban por conocer la verdad del “Caso Greg”, aquel falaz proceso maquiavélicamente tramado por los corruptos intereses del gobierno de Felipe Calderón y su séquito de cómplices, para sacar al candidato del “juego” en plena campaña por la gubernatura.

 

Como invitados especiales acudieron el Ex Director de la Interpol, Rodolfo de la Guardia, quien fuera también procesado y encarcelado injustamente por declaraciones de testigos protegidos, y que de igual manera salió exonerado; el Ex comisionado de la Policía Federal Preventiva, Gerardo Garay, privado de libertad por más de 4 años por falsas acusaciones de testigos protegidos, cargos de los que salió finalmente absuelto; el especialista en materia penal Alejandro Pascal, quien fungió como parte fundamental en la defensa de Sánchez Martínez desde el inicio del proceso y aun después de su auto de libertad; y Alejandro Pérez, Director Editorial de Proceso, quien señaló que la figura del “testigo protegido” se ha prostituido en México.

 

Ante estas personalidades -muchas de ellas víctimas de vilipendios similares- y el respetable público presente, Greg agradeció a sus amigos, a aquellos con quienes convivió en esos amargos catorce meses de injusta cárcel, en lo que definió como “la universidad del Rincón”. “Estando ahí, en el dolor de la humillante prisión, todos los altos ex funcionarios de probada inocencia nos volvimos hermanos”, dijo Sánchez Martínez aludiendo a sus invitados, y sentenció luego: “Muchas veces basta con ser honesto para que estorbes”.